jueves, 1 de septiembre de 2016

Hoy las palabras son para ti, Javi.


En la recta final de mi niña, Yoly, el sábado se nos casa, voy a dedicar unas palabras a otro sobrino,... también por parte de mi marido... coincidencias de la vida que hace que primero tenga una niña, Yoly, ...luego y con 7 días de diferencia entre ellos nace mi hijo, Mario y después Javier, sobrino de mi marido...pero mi niño grande durante unos años.
Compañero durante días y días de Mario, hasta vino a la escuela a Anleo, aunque no le correspondía. Qué tiempos tan entrañables de recordar.
La foto es de un viaje que hicieron con los demás niños de la escuela de Anleo...la recorté...pero no muy lejos hacía la izquierda estaba sentada Yoly.
Tenía, por tiempo, que nacer primero Javi...pero Mario quiso salir a este mundo unos días antes. Dos cuñadas mamás casi a la vez...otra coincidencia.
Éste gran niño siempre estuvo y está en muchos momentos de charla familiar...aunque ahora, por la vida que lleva por distintos caminos nos vemos menos...cuando nos encontramos sabemos que hay *algo* que nos une...nos lo notamos en la mirada.
Se me casa a mediados de mes. Formará una familia y así seguirá creciendo en número de familiares. 
Lucía, futura esposa y compañera de camino, no te conozco...nos vimos tres o cuatro veces en celebraciones familiares...pero voy a permitirme pedirte un *encargo*....cuida bien a mi pequeño gran niño....hoy todo un hombre.
Te deseo, deseamos ésta familia, que tu nueva vida te venga cargada de cosas buenas... habrá penas, como no...pero las alegrías las taparan.

Con cuánta razón este pensamiento de Joyce Brothers:
"Cuando miras tú vida, las mayores felicidades son las felicidades familiares".

No hay comentarios:

Pan serbio

Me encanta hacer pan, esperar su levado, el olor a tahona que deja en casa y lo super rico que está. Hoy me fui a Serbia en busca de ...